Notas De Prensa

Ministerio Público demostró la culpabilidad de Omar Antonio Salinas Solís, por el delito de Parricidio

La Doctora Ana Carolina Zepeda, Fiscal del Ministerio Público, representó con ahínco a la pequeña víctima de tan sólo un mes de nacida, al demostrar la culpabilidad del acusado Omar Antonio Salinas Solís por el delito de Parricidio.

En el transcurso del Juicio Oral y Público, el Ministerio Público contó con pruebas fehacientes de la culpabilidad del acusado, al evidenciar que la agonía de seis horas que el menor sufrió, al ser estrangulado y golpeado en varias partes de su cuerpo, se dio en el lapso que el acusado estuvo al cuidado del bebe.

Entre las pruebas presentadas por la Fiscal Zepeda estuvieron el dictamen médico forense, de la Doctora Sara Mora Grillo donde se detallaba la hora exacta del fallecimiento del menor, la agonía de horas que éste tuvo y las graves lesiones encontradas en su cuerpo; desprendimiento de un pulmón, golpes en su cabeza, en su estómago y señales de asfixia mecánica (estrangulamiento).

La muerte del bebé ocurrió entre la medianoche del 12 de diciembre del 2015 y la madrugada del 13 del mismo mes.

Asimismo, se presentó el dictamen de la psicóloga forense  Melba Morales Pavón, quien relató que el acusado es  antisocial, no tenía empatía con el menor, el acusado pensaba que el niño no era su hijo, había una desconexión afectiva, además de haber una incongruencia entre lo que relataba y lo que se observó al momento de dar su testimonio.

Por lo antes expuesto, el Juez Octavio Rothschuh, del Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua, declaró culpable a Omar Salinas por Parricidio con circunstancias de asesinato.

 “No me queda ninguna duda de que usted (Omar Salinas) es el culpable”, dijo el juez Rothschuh”.

 En el debate de pena el Ministerio Público solicitó la pena máxima de 30 años para el acusado Omar Antonio Salinas Solís por haber privado de la vida a su hijo menor de edad.

Durante el proceso judicial, Cristian Massiel Ríos, mamá de la víctima, no podía contener las lágrimas al escuchar todo lo que su hijo sufrió antes de morir, vistiendo siempre una camiseta blanca que llevaba impresa fotos del bebé y  un lema: “Pidiendo justicia para su hijo”.

Al finalizar el juicio, la familia de la pequeña víctima agradeció la labor de la Fiscal Ana Carolina Zepeda en defender a su hijo, prevaleciendo la justicia con el fallo de culpabilidad.