Notas De Prensa

Ministerio Público logró condena de 27 años para padrastro abusador sexual

El Fiscal Auxiliar Aldo Méndez Maldonado de la Unidad Especializada Contra los Delitos de Violencia de Género del Ministerio,  Público demostró con pruebas contundentes, la culpabilidad del acusado de iniciales S.E.L.E por los delitos de Violación Agravada y  Abuso Sexual en concurso ideal con los delitos de Explotación Sexual, Pornografía Infantil y  Acto Sexual mediante pago y Violencia Psicológica, en perjuicio de la menor de iniciales  N.E.Z.R  de 12 años de edad, siendo ésta hijastra del acusado.

En el Juicio Oral y Privado el Fiscal Méndez, durante la lectura de la acusación, detalló que los hechos ocurrieron entre los meses de Julio a Octubre del año 2013 cuando la menor tenía 9 años de edad.

El Fiscal Méndez relató que en los primeros meses del año 2013, el acusado empezó a prestar  a su hijo (hermano de la víctima) y la niña víctima, para que llegaran a jugar con su pequeña hija, la cual había procreado con su actual pareja de iniciales M.E.G a su casa de habitación ubicada al este, de la ciudad de Managua, situación que se repetía los fines de semana; la víctima se iba a casa del acusado los días sábados y regresaba los domingos, mientras la esposa del acusado de iniciales M.E.G, cocinaba, el acusado se encargaba de cuidar a las niñas cuando miraban televisión en la sala de la vivienda, después que comían la víctima  junto con la otra menor se dormían en un colchón en el cuarto donde dormía el acusado con su esposa. Otras de las actividades que el acusado hacía era invitar a otras niñas vecinas para jugar a modelos, pijamadas y días de piscina, tomándoles fotos de esas sesiones “de diversión”, estableciendo de esa manera todo un contexto para seducir, manipular y controlar a la niña víctima a fin de lograr sumergirla en un escenario de manera que ésta participó en actos eróticos y sexuales.

Entre el mes de Julio a Octubre del año 2013, el acusado estando en la casa de habitación donde él vivía, se aprovechó que estaba solo con la víctima, la llevó al cuarto, le quitó la ropa, la acostó en la cama y abusó de la víctima y de manera simultánea a la realización de los actos sexuales, fijó fotográficamente el abuso  a la niña, utilizando un dispositivo celular.

El abuso sexual y violación continuaron en reiteradas ocasiones hasta por cuatro años consecutivos. El acusado siempre fotografió y grabó las agresiones sexuales a la víctima menor de edad, cuidando siempre que no saliera su rostro, con la finalidad de ocultar su identidad, pero fue su esposa de iniciales M.E.G quien encontró dos memorias USB y al revisarlas encontró fotografías y videos que evidenciaron los delitos cometidos por el acusado en perjuicio de la menor víctima, por lo que dio aviso a la Policía Nacional interponiendo la denuncia en su contra.

Otra de las pruebas presentadas por el Fiscal Méndez, fue el dictamen médico forense que detalló que a consecuencia de la agresión sexual que sufrió la víctima por parte del acusado, presentó evidencia corporal de penetración vaginal antigua, mientras que el dictamen psicológico mencionó que producto de las agresiones sexuales, la víctima sufre un daño a su integridad psíquica que requiere de tratamiento psicoterapéutico.

Con estas pruebas periciales y documentales que presentó el Ministerio Público, quedó demostrado la culpabilidad del acusado ante el Juez Harold Leal Elías, del Juzgado Cuarto Especializado en Violencia, logrando una condena de 27 años de cárcel: 15 años de cárcel por el delito de Violación Agravada, más 12 años por el delito de Abuso Sexual.

Asimismo, el Juez Leal ordenó que la niña reciba  tratamiento psicológico y ordenó la destrucción de la información extraída de los dispositivos con el fin de brindar una protección integral a la víctima.