Notas De Prensa

Ministerio Público logró fallo de culpabilidad para los cuatros acusados por el asesinato del comerciante Delvin Sobalvarro

La Fiscal Auxiliar Fabiola Mendoza, de la delegación departamental de  Managua del Ministerio Público, demostró la culpabilidad de los acusados Roberto Josué Miranda Martínez y Miguel Valetín Suazo Valdés por los delitos de Asesinato Agravado, Secuestro Simple y Robo Agravado en contra del comerciante Dervin Sobalvarro.

El Juez Carlos Silva, del Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua, también declaró culpable a  Winston  Joel  Loáisiga Requene  por los delitos de Uso indebido de emblemas e insignias de la Policía Nacional, Secuestro Simple y Robo Agravado y al acusado Juan Marcelino Calderón Navas  culpable por los dos últimos delitos antes mencionados.

Durante el Juicio Oral y Público, la Fiscal Mendoza, presentó cada una de las pruebas periciales y testimoniales que demostraron la culpabilidad y participación de los cuatro acusados. De acuerdo a la acusación presentada por el Ministerio Público, los cuatro acusados se habían reunido en la casa de habitación del acusado Juan Marcelino Calderón ubicada en la Colonia Managua, para planificar el secuestro y despojar del dinero en efectivo que portara la víctima, para luego privarle de la vida. El acusado Winston Joel Loáisiga  Requene fue el encargado de facilitar los uniformes policiales para entregárselos al imputado  Roberto Miranda Martínez.

De acuerdo a lo planificado el día 4 de septiembre de 2017, aproximadamente a las 3:30 pm, el acusado Byron Vladimir Ruíz Vallecillo prófugo de la justicia, dio cumplimiento a su función dentro del plan y para ello se ubicó a bordo de su motocicleta Pulsar de color negro, en el parqueo de la terminal de buses de Sabana  Grande del Mercado Iván Montenegro, en Managua, desde donde estuvo vigilando a la víctima Dervin Sobalvarro Baldelomar e informando telefónicamente al acusado Aquiles Eduardo Mairena Barquero prófugo de la justicia, de los  movimientos de la víctima.

Aproximadamente a las 4:45 pm del mismo día, la víctima Dervin Sobalvarro Baldelomar salió de la Distribuidora “La Chontaleña” ubicada en el Mercado Iván Montenegro, portando consigo su celular y la cantidad de cuarenta mil córdobas en efectivo, una pistola marca Smith Wesson calibre 38  y  abordó su camioneta marca Toyota,  momento en el cual los acusados  abordaron  el automóvil color negro, marca Honda Civic, placa M 266531 para darle persecución a la víctima y  al obstaculizarle el paso, le obligaron a detenerse sacándola a golpes y trasladándola al vehículo color negro. Simultáneamente el acusado Miguel Suazo Valdés, se bajó del  vehículo  y abordó el asiento del conductor de la camioneta propiedad de la víctima y la condujo hacia la finca ubicada en la comarca Esquipulas, donde ya los esperaba el acusado Byron Vladimir Ruíz Vallecillo a bordo de su motocicleta marca Pulsar, color negro.

Al ingresar a la finca, bajaron a la víctima del carro, le colocaron en su cabeza un pasa montañas de color negro, le amarraron las manos con una brida de color negra y le metieron a una casa de habitación construida de madera y de  concreto, con piso embaldosado que se ubica a 48mts de distancia de la carretera, mientras que el acusado Miguel Valentín Suazo Valdés continuó su marcha conduciendo la camioneta de la víctima hasta llegar al kilómetro 20 ½ carretera sur, donde el acusado se apoderó ilícitamente del celular, la cantidad de cuarenta mil córdobas en efectivo y  una pistola marca Smith Wesson calibre 38.

Cerca de  las 7  de la noche del día 4 de septiembre de 2017, mientras el acusado Byron Vladimir Ruíz  vigilaba fuera de la casa ubicada en la finca, los acusados Roberto Josué Miranda Martínez y  Miguel Valentín Suazo Valdés,  tomaron  cada uno  un machete hiriéndole  en la cabeza y en el cuerpo a la víctima, fracturándole los huesos del cráneo y de la cara, destruyéndole los centros vitales nerviosos, fracturas cortantes en huesos del cráneo y ocasionándole la muerte. Para ocultar el cuerpo de la víctima, cavaron una fosa de 2 metros de profundidad por 1.70mts de largo por 1.70mts de ancho, donde enterraron a la víctima Dervin Sobalvarro Baldelomar, siendo encontrada su osamenta hasta el día 17 de octubre de 2017, cuando la Policía Nacional allanó la finca ubicada en la comarca Esquipulas, del colegio Lincoln 300 metros al sur, Managua.

La Fiscal Mendoza posterior al fallo de culpabilidad para los cuatro acusados de parte del juez Silva Pedrosa, solicitó en el debate de pena, 30 años de prisión para Miguel Valentín Suazo Valdés y Roberto Josué Miranda Martínez por el delito de Asesinato Agravado; y 7 años por el delito de Robo Agravado y 6 años de prisión por el delito de Secuestro Simple, para un total de 43 años de cárcel para cada uno de los culpables.

En el caso del acusado Winston Joel Loáisiga Requene, el Ministerio Público requirió la pena máxima de 7 años por el delito de Robo Agravado y 6 años por el delito de Secuestro Simple y 3 años por el delito de Uso Indebido de Emblemas, Uniformes o pertrechos del Ejército o de la Policía Nacional, para un total de 16 años de prisión.

Para el acusado Juan Marcelino Calderón Navas, por ser cooperador necesario del delito de Robo Agravado y Secuestro Simple, se solicitó 7  años y  6 años respectivamente para un total de 13 años de prisión.